Propuestas educativas basadas en la obra de Alvin Lucier

Vespers

Vespers es una pieza musical en la que se le pide al intérprete que explore la sonoridad de un espacio usando un sonar. Con los ojos cerrados, esta persona agudiza el oído para escuchar las diferentes respuestas que el espacio performático devuelve sobre el sonido percutivo y repetitivo del sonar. Se puede ver un video de la pieza aquí en La Haya (2010).

En el contexto educativo esta pieza puede ser adaptada a una actividad de escucha del espacio del aula usando un megáfono. El ejercicio sería de la siguiente manera: 1) Seleccionas a un alumno/a de la clase. 2) Le tapas los ojos y le das el megáfono. 3) Al resto de la clase la colocas separada por el espacio. 4) El alumno/a con los ojos tapados debe usar el megáfono a modo de sonar para recorrer el espacio de una punta a la otra sin chocarse con sus compañeros, simplemente escuchando la respuesta al sonido que la presencia de un cuerpo cercano tiene y así evitarlo. 

Notas a tener en cuenta: Por un lado necesitamos que el megáfono reproduzca un sonido percutivo repetitivo, esto se puede conseguir grabándolo previamente. Algunos megáfonos cuentan con cierta memoria. Sino, se puede reproducir este sonido percutivo en bucle con algún dispositivo directamente sobre el micrófono del megáfono. Es importante que sea percutivo porque se aprecian mucho mejor las diferencias y es importante que se use un megáfono para proyectar más y con más direccionalidad que un altavoz convencional. 

Por otro lado, es importante hace hincapié en que el megáfono se usa como un sonar, es decir, que hay que moverlo lentamente alrededor, comparando la respuesta del sonido en varias direcciones, para poder percibir la diferencia y por lo tanto, descubrir la presencia de un cuerpo físico bloqueando al sonido. Si se camina demasiado rápido o sin comparar diferentes respuestas el megáfono se usa más como un bastón que detecta la presencia de un cuerpo por contacto y el ejercicio no sirve. Se trata de agudizar el oído y concentrarse en lo que se escucha.

I am sitting in a Room

El gran Pau Monfort recrea este clásico de la música contemporánea para su alumnado adolescente durante el confinamiento provocado por la crisis del COVID19 en el 2020. No se puede explicar mejor.

I am sitting in a Room es una obra genial que busca visibilizar la alteración que sufre un sonido al reproducirse en un espacio, que es mayor cuanto mayor es la reflexión sonora del espacio, y que es espectacular en cualquier baño alicatado. Usando dos teléfonos móviles, que fácilmente pueden grabar y reproducir audio, se puede ejecutar esta pieza en casa y darse cuenta de que solo faltan 4 o cinco grabaciones en cadena para conseguir alterar una grabación.

Nothing is Real

Nothing is Real es una obra para piano y tetera…. y para teléfono móvil y altavoz bluetooth. La pieza en sí está inspirada en una canción de los Beatles (Strawberry fields) y es fácil de tocar al piano. La partitura tiene dos partes: la primera consta de la melodía para piano que aparece en la partitura de Alvin Lucier, y que es una adpatación de la canción de los Beatles que se interpreta con la tapa abierta y pedal de resonancia en todo momento. Esta parte se graba con un teléfono. La segunda parte consiste en reproducir esta grabación por bluetooth dentro de la tetera mientras se siguen las indicaciones que hay en la partitura pero dirigidas a la tetera, es decir, levantar la tapa, cerrarla, más o menos durante determinadas partes de la grabación. Estas indicaciones potencian la reverberación y el sonido de algunos momentos. 

Es una obra tremendamente poética, que precisamente por tratarse de un grupo ya desaparecido (los Beatles) adquiere la idea de un recuerdo que se pierde en la memoria. En general, a nivel práctico educativo. El hecho de explorar la sonoridad de los espacios, colocando altavoces dentro de ellos y jugar con sus propiedades es bastante interesante. 

Nota: el bluetooth no atraviesa muy bien los metales, por lo que la ollas de metal no son buenas para el ejercicio. Madera, cristal, porcelana sí. 

Music for Solo Performer

Aunque esta pieza en sí es compleja y requiere de dispositivos neuronales que no son accesibles hoy en día. La parte de resonancia de objetos usando altavoces es interesante. Si enviamos vibración a unos altavoces podemos hacer saltar pequeños objetos (sin dañar el cono, muy ligeros como arroz) para ver la vibración. También se pueden colocar pequeños instrumentos para que suenen tal y como se puede ver en este video del 2015. 

 

REFERENCIAS

Lucier, Alvin. Reflections : Interviews, Scores, Writings. Musiktexte, 1995.

Artículo con Creative Commons 3.0 (By-SA)
Jesús Jara López
11/Septiembre/2020