Celebrando la diversidad en el origen de la música electrónica

Hoy en día, la música electrónica de baile, prácticamente, en todas sus formas y estilos, está sobre-representada por figuras masculinas, de raza blanca, y aparentemente heterosexuales. Poco a poco, la escena se va diversificando con el esfuerzo de algunos/as promotores/as, djs, productores/as y gestores/as culturales, pero queda mucho por hacer para visibilizar la rica diversidad cultural, étnica, racial, de género y orientación sexual de las personas involucradas en el orígen de los desarrollos tanto técnicos como musicales necesarios para llegar a lo que hoy entendemos como música electrónica.

No pretendemos desdoblar una historia exhaustiva de la electrónica cuir ni nada parecido, solo pretendemos recordar algunos hechos, lugares, personas y momentos importantes para entender por qué la electrónica es como es hoy en día y celebrar juntas, al mismo tiempo, la rica diversidad que ha atraído esta música en torno a sí y reivindicar el derecho de las personas a disfrutar de esta diversidad ayudando a preservar su derecho a existir .

Las jefas de la música electrónica y su historia

“Alguna vez creí que tenía talento creativo, pero he renunciado a esta idea; una mujer no debe desear componer. Ninguna ha sido capaz de hacerlo, así que ¿por qué podría esperarlo yo?”

Estas palabras de Clara Schumann, pianista y compositora alemana del siglo XIX, que fue admirada por personajes como Robert Schumann – su marido-, Brahams, Goethe, Mendelssohn o Chopin, nos hace ver la importancia de tener referencias a la hora de construir tu identidad creativa y las posibilidades que puedes llegar a tener.

En la historia de la música electrónica, sin embargo, sí que ha habido muchas mujeres que han desarrollado su capacidad de crear, componer e interpretar música. La compositora, programadora y gurú del sintetizadorLaurie Spiegel, nos habla de ello:

“¿Por qué razón encontramos tantas mujeres en las primeras etapas de la historia de la música electrónica? en aquella época no había muchas mujeres compositoras. Eso se debe en parte a que los hombres controlaban el acceso a la interpretación, presentación, conservación y publicación de los recursos musicales (orquestas, auditorios, imprenta, radio…) Por el contrario, los equipos electrónicos no trataban a las mujeres de forma diferente que a los hombres. Éramos capaces de convertir nuestras ideas musicales en sonidos e incluso tocarlos delante de la gente sin mediación ni prejuicio masculino alguno.”

Desde la Escuela de Oficos Electrosonoros nos parece fundamental recuperar gran parte de la historia de la música electrónica a través de la mujeres que no se han visibilizado tanto como deberían. Estudiar sobre ellas y darlas a conocer es uno de nuestros objetivos prioritarios.

Hemos desarrollado algunos proyectos en esta línea, puedes verlos aquí. Nos encantaría replicarlos en diferentes contextos, públicos e instituciones. Además también estamos abiertas a confabular con vosotras nuevas fórmulas que se adapten a vuestras necesidades.